Cuando hablamos de vinos españoles, es casi imposible que nadie tenga en mente entre sus primeras opciones la D.O. Rioja. No en vano hoy en día la marca “Rioja”, es mundialmente reconocida, incluso en posiciones destacadas.

Podríamos decir que esta denominación de orígen, ha sabido conjugar perfectamente la historia de sus vinos clásicos y de elaboración lenta y tradicional, con aquellas bodegas a la vanguardia de la innovación de que hacen de esta su estandarte. Clasicismo & modernidad conjugadas en esta denominación de origen.

Historia de la Denominación de origen Rioja.

Cuando nos adentramos en la historia de esta Denominación de origen, encontramos sin mucha dificultad, que las viñas y el arte del vino, eran técnicas domesticadas por los Riojanos, hace mas de dos mil años. Prueba de ello, son los numerosos hallazgos arqueológicos en la época de presencia Romana en la Península Ibérica.

Esta cultura vitivinícola de la región adquirida en la época Romana, se continua y se consagra en la edad media en La Rioja, al amparo de los conventos y monasterios, y hasta el propio Gonzalo de Berceo, en el convento de San Millán de la Cogolla, dedica unos versos a los placeres y la calidad de este fabuloso vino.

Pero es realmente a finales del siglo XIX, cuando la majestuosidad de los vinos de Rioja comienza a destacar. En lo que posteriormente será la Denominación de origen Rioja, aparecen algunos bodegueros dispuestos a innovar y a introducir nuevos métodos de crianza al vino. Este sin duda será el punto de inflexión para los vinos de Rioja.

No podemos obviar, que esta época de finales del siglo XIX, es gloriosa para los vinos de Rioja (como también lo fue para la D.O. Navarra) por los efectos devastadores de la filoxera en Francia, y la venida masiva a nuestro territorio, de compradores de vino Franceses.

Desde entonces y hasta hoy en día,  el cuidado por la calidad, la innovación en la técnica de elaboración y la capacidad para adaptarse al cambiante mercado del vino, ha hecho de la Denominación de origen Rioja, la enseña de los vinos españoles de calidad, y por supuesto uno de los referentes mundiales en lo que a denominación de Origen en torno al vino se refiero.

Características de la Denominación de Origen

El reglamento de la Denominación de origen Rioja, considerada la Denominación mas antigua de España, refleja la existencia de 3 zonas de producción claramente diferenciadas.

Así mismo, los accidente geográficos del propio territorio, delimitan con facilidad estas tres zonas de producción vitininícola,  que son: La rioja Alta, la rioja alavesa y la rioja baja.

zona produccion vino rioja

De Este a oeste esta franja tiene unos 100 km de longitud por 42 kilómetros de ancho, y en este terreno podemos encontrar las 63.500 hectáreas de producción, repartidas de la siguiente manera por cada una de las provincias que componen la dicha D.O. La Rioja (69%), Álava (20%) y Navarra (11%).

La denominación de origen Rioja, se caracteriza por la influencia de los climas Atlántico y Mediterráneo, que siendo tan opuestos, provocan temperaturas suaves y precipitaciones superiores a los 400 l/m2. Esto convierte esta D.O. en el paraíso del cultivo de la vid.

Variedades de Viñedos de la D.O. Rioja.

En este caso, también podemos decir que esta Denominación de origen , ha sabido adaptarse a los tiempos. La experiencia de siglos de los viticultores Riojanos, ha echo que perduren en el tiempo solo aquella vid que mejor se adapta a sus terruños, y que han sido capaces de obtener los mejores caldos.

Así mismo, en el año 2007, se aceptó por parte de la D.O. Rioja, incorporar nuevas variedades a las existentes, con el único objetivo de mejorar la competitividad  fundamentalmente de los vinos blancos. Estas nuevas incorporaciones, son de gran calado en el sector vitivinicola Español, ya que esto se produce por primera vez, desde la creación oficial de la D.O. Rioja en 1925.

Por lo tanto, podremos encontrar las siguientes variedades de uva, dentro desta denominación de origen.

Tintos; Garnacha, Tempranillo, Graciano, Maturana Tinta y Mazuelo.

Blancos: Garnacha Blanca, Viura, Malvasía, Tempranillo blanco, Turruntés, Maturana Blanca, Chardonnay Verdejo y Sauvignon Blanc.

Toda estas posibilidades en la combinación de uvas, el clima, el terruño de cultivo de las vides y el buen hacer de las Bodegas de la Denominación de origen Rioja, es la combinación perfecta para que encontremos algunas auténticas joyas. Una de ellas, y que no debes dejar la ocasión para comprobarlo, es el LAN a Mano, autentica maravilla en la elaboración y en el resultado de las Bodegas LAN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Testimonios  |  Info: no se han creado elementos. Añade algunos, por favor.